Receta de pan dulce casero

26

Los primeros panes dulces se remontan a la época romana, donde se hacían unos panes de miel, con un predominante sabor dulce. La siguiente referencia de pan dulce que encontramos sería en Alemania, y es que era típico la preparación de panes dulces en la época de Navidad. La receta más conocida es la de el Stollen  y podemos verlo mencionado por primera vez en  en un documento que data del 1.329, como regalo navideño a un obispo, aunque aquella receta era mucho más sobria que la actual.

Más tarde, ya por el siglo XV aparece en Italia el Panettone. La leyenda cuenta que este tipo de pan dulce apareció como solución improvisada durante un banquete de Navidad  en la corte de Ludovico el Moro, ya que a la hora de sacar el postre del horno resultó que se había quemado y tuvieron que improvisar este pan dulce con frutas del sobrante de la producción de dicho banquete.Por esa misma época, en Francia también podemos encontrar el brioche, un pan dulce mantecoso y esponjoso, en el que la mantequilla juega un papel fundamental.

Con el paso del tiempo, el uso de recetas de pan dulce se ha extendido por todo el mundo y hoy en día podemos encontrar infinidad de recetas en cada uno de los países, como el Tsoureki en Grecia, el Roscón de reyes en España, la chilindrina en México, etc.

Accede a nuestra cocina en vivo

La receta que os traemos hoy es un pan dulce muy sencillo de hacer, estilo brioche, con un gran resultado asegurado y que seguro que os encanta.

INGREDIENTES

  • 480 gr harina 
  • 300g de leche a temperatura ambiente
  • 55 gr de azúcar
  • 55 gr de mantequilla 
  • 2 huevos
  • 40ml de aceite de oliva 
  • 15 gr de levadura en polvo 
  • 10g de sal

ELABORACIÓN

  1. Comenzamos nuestro pan dulce casero poniendo en un bol amplio la leche, el azúcar, el aceite de oliva, la levadura y los huevos.
  2. Batimos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea y los huevos bien batidos.
  3. A continuación, incorporamos la harina y la sal. Amasamos hasta incorporar bien toda la harina y conseguir una masa homogénea. En este paso podemos incorporar un par de dados de mantequilla en pomada, lo que hará que nuestro pan dulce casero quede más esponjoso y untuoso.
  4. Tapamos con un trapo o film transparente y dejamos reposar la masa por una hora (mínimo 30min).
  5. Disponemos la masa en una encimera y amasamos por unos 10 minutos y lo dejamos reposar por una media hora.
  6. Una vez reposada, amasamos ligeramente la masa para que expulse parte del gas que haya generado y la dividimos por la mitad.
  7. Estiramos cada mitad en forma cilíndrica tratando de que queden con una anchura similar.
  8. A continuación, porcionamos los cilindros con la intención de conseguir masas de unos 50g.
  9. Para la creación de las bolas debemos primero aplastar ligeramente las masas porcionadas y plegamos sus lados hacia el centro tratando de que adquiera forma circular. Finalizamos boleando con la palma de la mano realizando círculos en la encimera.
  10. Disponemos las bolas en una bandeja de horno que hayamos pintado con mantequilla o aceite, con cierta separación pero permitiendo que cuando crezcan se peguen unas a otras.
  11. Cubrimos la bandeja con un trapo o film transparente y dejamos reposar media hora o hasta que doblen su tamaño.
  12. Barnizamos las bolas de pan dulce con huevo batido y espolvoreamos azúcar o semillas de sésamo por encima.
  13. Horneamos a 180ºC por unos 25 minutos aproximadamente
  14. Una vez horneado, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar hasta enfriar.

Es importante que lo dejemos reposar y que enfríe bien, para que termine de cocinarse, además que la mejor manera de comer este pan es a temperatura ambiente.

Esperamos que os encante este pan dulce, perfecto para tomar solo, como acompañamiento del café, con queso y una infinidad de maneras más. Y si queréis seguir aprendiendo a cocinar, en Talent Class podréis hacerlo de la mano de los mejores. ¡Os esperamos!

Close
Talent Class © Copyright 2021.
Close